Resumen trimestral

Camacho era un amante de la ciudad de Caracas. Durante muchos años pintó sus diferentes calles y esquinas teniendo como premisa que las escenas cotidianas también son dignas de ser pintadas por los artistas y qué mejor tema que pintar lo que se conoce, lo que se vive día a día.

A partir de enero de 2014, con los conocimientos adquiridos a lo largo del tiempo, comenzamos este proyecto que busca mostrar otros aspectos de la obra de Camacho como lo son el dibujo y la fotografía. En estos tres meses iniciales revisamos el archivo fotográfico del artista y comenzamos a mostrar imágenes inéditas realizadas entre las décadas de 1970 y el año 2002, año en que falleció Camacho.

Enciclopeida de pintores venezolano, fasciculo 29: Gregorio Camacho

Queremos compartir con nuestros seguidores, interesados en conocer sobre la obra de Camacho, un ebook de la Enciclopedia de pintores venezolanos que publicó la Editorial Edime sobre Camacho. Escrito por Rafael Páez, este perfil de Camacho hecho en 1974 en los inicios de su carrera, muestra un pintor que a pesar de estar en la búsqueda de su estilo propio ya tiene un concepto del arte que lo diferencia de otros artistas de su época y lo acerca a los impresionistas franceses del siglo XIX por su búsqueda de temas diferentes y cotidianos que en el caso de Camacho será el paisaje urbano caraqueño.

Te invitamos a visitar su biografía para conocer más de quien dedicó su vida y su obra a capturar momentos e imágenes de la ciudad de Caracas.

Sabana Grande

3d-dibujo

Sabana Grande

Tinta sobre papel, 1999

Gregorio Camacho

..

Aquí vemos el Boulevar de Sabana Grande, en Caracas, en 1999 con sus característicos bancos de cemento en forma de “L”. Camacho consideraba que las escenas de la vida cotidiana también merecen ser representadas en el arte y este dibujo es una prueba de ello.

Maestro José Requena

José Requena: Maestro de maestros

maestro-josc3a9-requena_wm

Gregorio Camacho comenzó sus estudios de dibujo y pintura en Barquisimeto, su ciudad natal, bajo la tutela del Maestro José Requena de quien aprendió los fundamentos con los desarrollaría su obra posteriormente. Consideramos que el Maestro Requena, quien enseñara a una gran cantidad de destacados pintores larenses, merece un espacio en este blog como agradecimiento por inculcar a tantos otros con su amor por la pintura.

.  .  .

Hijo de la unión matrimonial entre Alberto Requena y Mercedes Calles de Requena, nace el 01 de noviembre del año 1.913 en el pueblo de San Casimiro, estado Aragua, donde transcurre su infancia hasta que en el año 1.918, su familia se traslada a la Guaira para luego residenciarse en Caracas, donde su padre se dedicó al oficio de boticario.

Pretendiendo que el hijo siguiera sus pasos, lo hizo aprendiz de farmacia,  oficio con el cual  adquirió nociones básicas sobre Química muy útiles en el proceso de separación del color una vez que ingresó a la Escuela de Artes Plásticas de Caracas hacia el año 1.931, dejando atrás definitivamente la idea de estudiar farmacia en la Universidad Central de Venezuela.

Allí recibió una sólida formación y vivió en carne propia las profundas transformaciones artísticas a partir del año 1.936 de la mano de sus maestros pertenecientes al círculo de Bellas Artes, entre quienes se cuentan Edmundo Monsanto, Marcos Castillo, Rafael Monasterios, Armando Lira, Cruz Alvarez García, López Méndez y Carlos Otero y al lado de sus compañeros de clases: Gabriel Bracho, Cesar Rengifo, Julio Cesar Rovaina, Héctor Poleo, Pedro León Castro, Elbano Méndez Osuna, Ventura Gómez, entro otros importantes artísticas plásticos venezolanos.

La formación recibida por el maestro José Requena determinó su desarrollo  como pintor y educador, en el sentido de que es en la recién creada “Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas de Caracas” que se formó integralmente, siendo parte de un interesante ensayo en el cual se le preparó como profesor de Educación Artística, constituyendo su primera experiencia pedagógica su paso por el Liceo Andrés Bello de Caracas.

Egresa de la Escuela de Artes en el año 1.940, continuando con una faceta de su trabajo que se había iniciado en los años de estudiante, cuando para costear sus estudios se dedicó a la preparación de colores que vendía entre sus amigos y realizando trabajos escenográficos decorativos y de publicidad, con los cuales obtuvo importantes reconocimientos como el de la Exposición Industrial de Caracas en el año 1.943. En esta época realiza montajes escenográficos para obras llevadas al teatro como: “Doña Barbara” de Rómulo Gallegos y “Bodas de Sangre” de García Lorca.

En 1.947 se hizo presente en el V Salón “Arturo Michelena” de Valencia, donde obtuvo el premio “Ateneo de Valencia”. Ya en el año 1.949 se encuentra en el estado Lara, específicamente en la población de Aregue, dedicado a la realización de las pinturas murales de este importante templo larense. En el mes de Septiembre, a solicitud de uno de sus maestros de la Escuela de Artes de Caracas, el pintor Francisco Reyes García se encarga de la conducción de la Escuela de Dibujo fundada por él y el gran pintor larense Rafael Monasterio.

Este ha sido el escenario fundamental donde el artista desarrolló una larga y productiva actuación dedicada a la enseñanza del arte en la región por espacio de casi veinte años, sorteando diferentes dificultades gracias a la creatividad y el trabajo productivo, razón por la cual ha sido considerado “El pintor más representativo de la Escuela Realista Larense y un maestro indiscutible de la pedagogía artística”· (Calzadilla, J. 1.999).

Su trabajo permanente ha quedado expresado en ilustraciones para libros y revistas, realización de murales en diferentes instituciones educativas y culturales, organización de diferentes exposiciones con su alumnos: en el Museo de Bellas Artes de Caracas (1.952), el Salón de Pintura Joven (1.953). De igual manera participa en la creación del salón “Julio T. Arce” (1.954), en el cual obtuvo en el año 1.955, el segundo premio, correspondiendo el primero al maestro Monasterio.

En el año 1.957 es premiado con la distinción “José Gil Fortoul” en III salón “Julio T. Arce”, y en Maracaibo le es otorgada mención honorífica en el salón D`Empaire. Para 1.958 formó parte del taller de arte realista junto a importantes artistas como Gabriel Bracho y Jorge Arteaga. En sucesivos momentos intentó crear el museo de arte para la ciudad de Barquisimeto no encontrando buena acogida ante las autoridades regionales.

En 1.967 se retira de la dirección de la Escuela de Artes Plásticas Martín Tovar y Tovar con el reconocimiento de sus alumnos y de la comunidad larense y nacional. Desde este año se ha mantenido activo en el mundo de la pintura donde sin duda alguna ha ganado un espacio propio entre los grandes maestros de la pintura venezolana contemporánea.”

Fallece en 2008 en la ciudad de Barquisimeto.

.  .  .

Fuente | Enciclopedia Lara Interactiva

Se busca foto

En 1974 Gregorio Camacho participó en el X Salón Anual Nacional de la Sala Armando Reverón sitio que tenía el fin de promover las artes plásticas venezolanas motivando la creación de los jóvenes artistas y ofreciendo lo mejor del talento emergente al público caraqueño. En esa ocasión Gregorio Camacho ganó el Primer Premio “Paleta de Oro” por su cuadro “Servilletera amarilla”, como vemos en la foto que ilustra este artículo, sumando este galardón a los éxitos obtenidos en su carrera pictórica en esa década.

Desafortunadamente, para la autora de este blog, no poseo ninguna foto a color de la obra sino artículos de prensa con fotos en blanco y negro. Sería sumamente interesante contar con la imagen para poder incluirla en el blog por lo que pido amablemente a quien la tenga a escribirme al email oleosymusica@gmail.com si está en sus posibilidades enviar la foto por ese medio.

Agradezco de antemano quien pueda darme información y apelo al espíritu de colaboración de los amantes del arte que tengan a bien ayudarme a mi y a los futuros lectores del blog.